Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Servicios

Nuestro compromiso es ofrecer el mejor servicio: personalizado, con una visión global, pensado en el niño y en su familia.

En trabajamos con niñ@s de entre 0-16 años con una gran variedad de diagnósticos que incluyen: retrasos del desarrollo, dificultades de aprendizaje, problemas de procesamiento sensorial, déficit de atención con o sin hiperactividad (TDA y TDAH), trastorno de la coordinación, trastorno del espectro del  autismo (TEA), trastornos neuromotores, parálisis cerebral  infantil (PCI), síndromes genéticos, daño cerebral infantil, lesiones traumatológicas y todas aquellas situaciones que impidan la correcta participación social del niño.

También se benefician de nuestros servicios niños que aunque no tienen un diagnóstico tienen dificultades en el colegio, en el  desarrollo motor fino y grueso, en los aprendizajes, en el juego y/o en sus actividades de la vida diaria.

 

Consulta inicial gratuita

Te ofrecemos una primera cita sin compromiso ni coste alguno. En ella se recogerán el motivo de consulta y los datos necesarios sobre aspectos cognitivos-intelectuales, emocionales, físicos y funcionales, de participación, socialización e independencia; esto nos permitirá determinar las posibles necesidades de intervención.

También se benefician de nuestros servicios niños que aunque no tienen un diagnóstico tienen dificultades en el colegio, en el  desarrollo motor fino y grueso, en los aprendizajes, en el juego y/o en sus actividades de la vida diaria.

Evaluación y Elaboración de informes

La evaluación es un proceso en el que se emplean diferentes herramientas para analizar las fortalezas y las dificultades del niño de manera objetiva.

Una evaluación completa e individualizada es primordial para que la intervención tenga éxito. La detección de las causas subyacentes a las dificultades es la parte más importante del proceso, ya que con esto se puede ayudar a la familia a plantear los objetivos de forma realista y también se pueden evaluar los progresos a lo largo de la intervención.

La evaluación suele componerse de entrevistas, cuestionarios, historias del desarrollo, observaciones directas y pruebas estandarizadas para determinar el nivel de desempeño del niño en su vida cotidiana (actividades básicas de la vida diaria, aprendizaje, juego y relaciones sociales) Se emplean unas u otras en función del caso en particular.

Una vez  analizada toda la información obtenida, procedemos a elaborar un informe detallado para plasmar las conclusiones. Realizamos también informes concretos para aportar al colegio, al pediatra o cualquier otro profesional que lo solicite.

Intervención basada en la evidencia científica

Llevamos a cabo una intervención individualizada, incluyendo los contextos naturales, con una visión global, y con el objetivo final de conseguir que el niño desarrolle nuevas competencias que le permitan mayor autonomía y una mejor participación en su vida diaria.

Trabajamos con las técnicas y abordajes más novedosos y con mayor evidencia científica para conseguir mejorar y potenciar las destrezas. Así logramos:

· Un desarrollo más acorde a su edad.

· Mayor autonomía y participación en sus actividades diarias.

· Crear nuevas competencias.

· Aprendizaje

· Adaptar el entorno o los materiales/elementos si es preciso.

· Buscar y enseñar a usar productos de apoyo si se necesitan.

¿Por qué intervenir también en un contexto natural, fuera del centro de tratamiento?

Porque el aprendizaje en el entorno natural es más significativo y ayuda a la generalización en otros contextos.

Ocurre en muchas ocasiones que en los tratamientos realizados en un gabinete o centro de terapia la intervención se alarga en el tiempo porque se tarda en conseguir esta generalización. En estos casos se hace imprescindible la intervención combinada e incluir los entornos naturales. Y otras veces la familia prefiere una intervención que se adapte a sus horarios y disponibilidad por falta de tiempo y comodidad.  Por eso nosotros llevamos la intervención donde nos necesites.

Seguimiento de casos

Se llama seguimiento al proceso en el que tras finalizar un tratamiento, el terapeuta realiza un control periódico para comprobar por ejemplo que las competencias y aprendizajes se están generalizando correctamente, que la inclusión es plena, que no están surgiendo nuevas dificultades, etc.

También se puede realizar un seguimiento en los casos en los que no se ha considerado la necesidad de llevar a cabo una intervención pero sí existe un riesgo de que aparezcan alteraciones en el desarrollo o dificultades.